Al pasear por los barrios granadinos del Albaicín y el Sacromonte se respira flamenco, ese genuino arte, crisol de culturas y fruto de músicas y ritmos ancestrales que nos estremece al oír las voces quebradas, el virtuosismo de las guitarras, la fuerza del baile y la precisión del compás. El flamenco desde sus orígenes no ha dejado de evolucionar para dejar su impronta en otras disciplinas artísticas, a la vez que se ha impregnado de otras danzas y estilos musicales como el jazz, el blues, la música culta o el pop.

Las oportunidades de disfrutar de buen flamenco en Granada son diarias en tablaos, festivales, teatros o improvisaciones callejeras porque Granada cuenta con importantes figuras del cante, el baile y la guitarra tanto en la actualidad como históricamente.

¿Y por qué no disfrutar del flamenco mientras aprendes español? o mejor aún ¿por qué no aprender flamenco al mismo tiempo que español?

Texto e imagen: Escuela Carmen de las Cuevas Granada

Follow by Email
WhatsApp